x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

18
Nov
2012
¿Vuelve Bartolo a la política complutense? PDF Imprimir E-mail
Punto D Vista - La cara oculta
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Los rumores que recorren Alcalá pueden obedecer a una cuidada estrategia electoral

Desde el pasado miércoles la rumorología complutense tiene un único tema favorito: la posibilidad de que Bartolomé González encabece una de las listas al Congreso Local que se celebrará durante el próximo invierno. Rumores difundidos desde el propio bartolismo, y que buscan minar la credibilidad de un alcalde en horas bajas… O tal vez no sea esa la intención.

El retorno de Bartolo solo podría obedecer a dos razones: la primera, Bartolo, que siempre ha controlado en la sombra el partido, ve que Bello es mucho más peligroso para el entramado creado durante nueve largos años por el ex alcalde de lo que en un principio parecía, y está dispuesto a seguir controlando el PP complutense a pesar del descrédito absoluto en que se encuentra tras la aparición del informe de la Cámara de Cuentas. Esta opción supondría una absoluta falta de perspectiva política por parte del gobernante, y un suicidio que le imposibilitaría prácticamente poder aspirar a algún puesto en la Ejecutiva Regional.

La segunda razón, mucho más maquiavélica, supondría la perpetuación, durante cuatro años más de la estructura de poder que representa el bartolismo, justo en el momento en que más difícil tendría ganar las elecciones, eso sí, bajo la imagen de Javier Bello.

Así, la candidatura de Bartolo solo tendría como razón de ser la eliminación de la tercera candidatura, ya que los críticos con Bartolo votarían a Bello, y los afines, al propio ex alcalde, dejando sin ninguna posibilidad a una tercera candidatura, verdaderamente regeneradora, de cambiar la estructura de poder en el partido.

Así, si la tercera candidatura se presentara, la opción bartolista llegaría hasta el día de la votación, sacrificándose el ex alcalde para dejar sitio a un Javier Bello que ganaría holgadamente las elecciones, pero si la tercera candidatura ni siquiera se presenta, o se retira viendo las escasas opciones de victoria, la candidatura e Bartolo también se retiraría dejando como única opción a la lista de Bello, vendida, además, como candidatura de consenso.

Así, las cosas, Bello sería el líder del PP local sí o sí, y sus palabras de hace unos días en las que hablaba de “remar todos en la misma dirección” adquirirían un nuevo y sorprendente sentido.

De todas formas unos y otros deben ser conscientes de que, gane quien gane, sólo podrá gobernar los restos del naufragio: cuando el informe de la Cámara de Cuentas se haga definitivo, Alcalá tendrá prácticamente imposible cumplir su Plan de Ajuste, lo que, irremediablemente, desembocará en una intervención económica por parte del Estado.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar















ChoniEncuesta

A Todo Color








Noticias Relacionadas