x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

12
Jun
2012
Veinte años acercando las marismas a Torrejón PDF Imprimir E-mail
Lente de Aumento - Torrejón Secreto
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

17 de junio de 1992. Esta fecha, sin duda, pasó desapercibida para la inmensa mayoría de las personas, pero para más de 700 torrejoneros es un auténtico símbolo: en ese día dos matrimonios daban los primeros pasos para crear la que, veinte años después, es la primera Hermandad No Filial del Rocío que aspira a ser Real e Ilustre, y la responsable de una de las romerías más multitudinarias que pueden vivirse en Madrid.

Todo comenzaba cuando dos matrimonios torrejoneros se reunían en una casa cercana a la Plaza de la Habana para poner los cimientos de lo que pretendía ser una Asociación de devotos de la Virgen del Rocío. En esta reunión fundacional, además, se acordó el primer nombre, Amigos del Rocío, y el primer emblema: una paloma y un tamboril sobre la ermita del Rocío, justo el mismo que ahora usan los Jóvenes Rocieros.

El acta fundacional era firmada el 4 de julio en un bar de Avenida de Madrid por los once miembros fundadores de la llamada Asociación “Hermandad de Nuestra Señora del Rocío de Torrejón de Ardoz”, acompañados por los dos matrimonios instigadores.

La Hermandad comenzaba a dar sus pasos, aunque tardaría casi nueve meses en ser aceptada por la Iglesia. Mientras, estrenaron su primera sede, en pleno barrio de Loreto, y el coro, formado, en un principio, por sólo nueve personas. Su puesta de largo pública se producía en las Fiestas Patronales de 1992, cuando estrenaron una caseta y prepararon un potaje rociero para los vecinos.

Sin embargo, el primer gran acto debería haber sido la Romería del Rocío de 1993, debería, pues, a pesar de haberse celebrado con toda la solemnidad el Triduo, desavenencias de última hora con la Junta Directiva de la Casa de Andalucía obligaron a un improvisado cambio de planes: los rocieros se marcharon a Alcalá para celebrar allí su primera romería.

Sería el primero de una serie de desencuentros entre dos Asociaciones condenadas a entenderse, y que, durante muchos años, han compartido la celebración de la gran Romería. Donde no hubo problemas fue en Almonte, donde la Hermandad se presentó de la mano de la Hermandad de Madrid, con solo trece rocieros.

El Simpecado es una auténtica joyaEl año siguiente, no obstante, sí consiguieron celebrar su romería por las calles de Torrejón, aunque por poco. Y es que la intención de los romeros era salir a la calle con una Carreta y un Simpecado, por lo que se pusieron manos a la obra para conseguirlo. En enero llegaba, procedente de Ávila, un viejo y destartalado carromato con cincuenta años de vida, que, tras dos meses de trabajo, se convertiría en la Carreta del Simpecado, un Simpecado bordado durante tres meses en la misma casa donde nació la Hermandad, pero que, días antes de comenzar el Triduo, no tenía imagen central.

Con el tiempo justo, se encontró una imagen en una joyería de San Fernando, que se compró cinco días antes del inicio de la celebración, el 30 de abril de 1994. El primer día del Triduo, después de varias noches sin dormir, todo estaba a punto para que el Obispo de Alcalá, Manuel Ureña, bendijese la Carreta, el Simpecado y las varas de la Hermandad. Estos símbolos abandonaban por primera vez la Iglesia, aunque por la puerta del Sol, el día 7 de mayo de 1994 para recorrer las calles de la localidad.

La Carreta es la gran protagonista de la RomeríaA finales del 96 el Obispado concede un nuevo carácter a la hermandad: deja de ser “Asociación de Fieles de Carácter Privado”, para considerarse Entidad Pública, requisito ineludible para poder aspirar a ser Hermandad Filial. La presentación se produce en enero de 1997, acompañada de un dossier explicativo y de las firmas del Obispo y del Presidente de la Hermandad de Madrid, aunque a día de hoy todavía no hay respuesta por parte de Almonte.

La romería de 1997 también trajo un importante estreno: la imagen que preside el Simpecado actual, que es una autentica obra de arte elaborada por Fernando Marmolejo Camargo, el creador, entre otras cosas, del Camarín de la Virgen de La Macarena de Sevilla. No obstante, también esta vez el tiempo se les echó encima: viendo que, por cauces normales, la imagen no llegaría a tiempo a Torrejon, el presidente se fue en AVE a Sevilla a recogerla volviendo a cinco días del inicio de los fastos. Otra noche sin dormir, la del 28 de abril, permitía el montaje de la joya en el Simpecado.

Desde hace año y medio la Hermandad tiene una gran sedeEn 2005, no obstante, la Hermandad consigue entrar en la Historia: la Casa Real acepta, en el mes de junio, el nombramiento como Hermana Mayor Honoraria de la Reina Sofía, algo que, tras los trámites pertinentes, permitirá a la Hermandad convertirse en Real e Ilustre.

Y es que desde sus comienzos la Hermandad ha crecido, y mucho. La sede de la calle Almendro se les quedó pequeña y decidieron mudarse a un recinto mucho más céntrico, en plena calle San Isidro, las instalaciones donde hoy se ubica Merryland, y, hace algo más de un año estrenaban nueva sede en el José Antonio Paraíso de Barrio Verde.

 

¿Por qué se llama así una calle? ¿Qué representa un monumento? ¿Qué historias se esconden tras un edificio? "Torrejón Secreto" intentará, cada mes, responder a estas y otras preguntas. Si tienes curiosidad por saber algo sobre la calle en la que vives, el monumento que ves todas las mañanas, o ese edificio que está enfrente de tu casa, escríbenos a digitaltelescopio@gmail.com y nosotros investigaremos su historia.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar















Mitula





A Todo Color








Noticias Relacionadas