x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

09
Dic
2021
Una zona básica de Alcalá y otra de SanSe superan los 250 de incidencia PDF Imprimir E-mail
Zona Este - Noticias Zona Este
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por Ministerio de SanidadSigue empeorando de forma homogénea la situación en Madrid

En pleno puente la Comunidad actualizaba los datos de seguimiento de la epidemia por municipios, única forma de conocer la evolución tras la decisión de la Comunidad de dejar de actualizar los datos de VIGIA cada semana. Y los datos continúan la tendencia que ya se observaba en el anterior informe, con una subida homogénea de la incidencia en todos los municipios hasta el punto de que la barera del confinamiento hoy estaría en 250 casos por cien mil habitantes. Sin embargo, junto a esa tendencia global de subida hay otra mucho más interesante, pues los datos de incidencia de las zonas con peores datos tienden a igualarse con el resto. Y, como muestra, lo ocurrido en la Zona Este, donde esta semana sólo hay dos zonas básicas en las ciudades de la Zona Este por encima del nivel de riesgo extremo: Virgen del Val en Alcalá y Dehesa Vieja en SanSe.

Para entender lo que está pasando, como siempre, hay que recurrir a la estructura por edades, que ofrece datos reveladores. Así esta semana las mayores subidas de incidencia se producen entre los 30 y los 50 años, es decir, las edades que se vacunaron hace seis meses y aún no han recibido la tercera dosis. Junto a ellos sube la incidencia en niños, especialmente de cinco a catorce, con una subida de la incidencia de sesenta puntos en siete días.

También sigue subiendo el porcentaje de vacunados contagiados, que ya es del 32,2% frente al 30,6% de hace una semana; al igual que el de ingresos, que ya está en un 42,9% frente al 42,6% de la semana pasada. Es decir, uno de cada tres nuevos contagios es de personas vacunadas, y cuatro de cada diez nuevos ingresos corresponden a personas vacunadas, siempre con datos globales desde julio, ya que la Comunidad sigue sin desglosar por semanas la estadística.

Entre los datos de variantes, lo más destacado es que la Comunidad ya habla claramente de Omicron, informando de los cuatro casos ya conocidos y de “un cluster de casos en estudio”, es decir, una agrupación en una zona determinada, de la que no ofrecen más datos. En esta semana la cepa india y sus subvariantes suponen el 99,7% de los contagios, perteneciendo el otro 0,3% a cepas desconocidas. En cuanto a los datos de cribado, esta semana los cuatro Hospitales de referencia han analizado 385 contagios, de los que 389 corresponden a la cepa india y sus subvariantes (el dato global de la cepa india es más alto que el de contagios porque se han incluido datos de análisis atribuidos en semanas anteriores a cepa británica y sudafricana). Los datos de secuenciación hablan de 228 análisis, de los que uno correspondía a la variante de Manaos, cuatro a Omicron y el resto a la cepa india y sus subvariantes.

Por sorpresa, este miércoles, a pesar de ser día festivo, el Gobierno actualizaba los datos de su informe por Comunidades, y lo hacía después de cinco días sin información. En este tiempo la situación ha empeorado en todas partes, especialmente en Navarra, que ya roza los 900 puntos de incidencia; en País Vasco, que se sitúa por encima de setecientos; y en Aragón, que supera los quinientos. En el otro lado, los 136 de Andalucía son la incidencia más baja del país, que ya reconoce una media de 290 casos por cien mil habitantes. Madrid, con 174, sigue siendo la quinta mejor región del país.

En cuanto a la ocupación, la situación empieza a ser preocupante en algunas zonas, pues La Rioja supera el 22% de sus camas UCI, mientras que País Vasco está por encima del 17%. En el caso de Madrid, la ocupación es de un 3,56% en planta y un 12,04% en UCI. La positividad en la región ya está en un 5,57%, y la letalidad se mantiene en el 1,8% tras notificarse cuatro fallecidos en la última semana.

Alemania sigue liderando el ranking de casos importados, por delante de Reino Unido e Italia. En la última semana se han detectado 202 casos en España, de los que treinta se han encontrado en Madrid.

Esta semana hay 32 municipios y 33 zonas básicas de Madrid por encima de 250 de incidencia, de los que las localidades de Valdaracete (2.148), Valdemanco (1.453), Olmeda de las Fuentes (867), Cobeña (841), Villamanrique de Tajo (565), Torres de la Alameda (523), Valdeolmos (378), Mejorada (376), Pozuelo del Rey (341), Paracuellos (312), Ajalvir (296), Tielmes (255) y Valdeavero (251); y las zonas básicas de Dehesa Vieja (261) en SanSe; Virgen del Val (272) en Alcalá; Villarejo de Salvanés (256), Paracuellos (312) y Algete (398), están en la Zona Este.

Entre las ciudades, esta semana es SanSe la peor parada, con una incidencia media de 194. Los datos son debidos a la alta incidencia de Dehesa Vieja, pues el resto de zonas básicas están por debajo de doscientos. Coslada y San Fernando también tienen todas sus zonas básicas por debajo de doscientos, lo que deja las medias en 156 en Coslada y 133 en el Real Sitio.

En el Sureste, 1 de Mayo, en Rivas, es la única zona básica por debajo de cien, situándose el resto por debajo de doscientos. En concreto, Rivas comenzaba la semana con una incidencia de 126, frente a los 169 de Arganda. Aranjuez, con 101 de incidencia, vuelve a ser la ciudad con mejores datos de la Zona Este, quedándose al borde de salir del nivel de epidemia, algo que no consigue porque la zona básica que engloba el término municipal está en 103, frente a los 95 de Las Olivas.

Al igual que ocurría en SanSe, los malos datos de una zona básica arrastran la media en Alcalá, pues, si no fuera por Virgen del Val, todas las zonas básicas estarían por debajo de doscientos. Pero Virgen del Val, con sus 272 tira de la media hasta los 165. Eso sí, si hace una semana eran tres las zonas básicas por encima del nivel de confinamiento, que entonces estaba en doscientos, esta semana sólo es una, y eso tiene repercusiones evidentes: a pesar de la subida, Alcalá pasa de ser la segunda ciudad con peores datos de Madrid a la quinta con mejores datos.

Los datos de Torrejón siguen siendo difíciles de entender, pues, del mismo que sube la incidencia media, está cayendo de forma muy acusada en Fresnos y Fronteras. Así, esta semana la zona básica de las Mágicas Navidades marca 96 de incidencia, mientras que la que engloba la zona centro está en 146; y Veredilla en 65. La Plata, con 172; y Juncal, con 166, también suben, aunque no tanto como la zona básica de Parque de Cataluña que, una vez más, lidera la incidencia con 223 casos por cien mil habitantes. La media, al igual que ocurría en Alcalá, es positiva para Torrejón, pues se sitúa como la tercera ciudad con mejores datos de Madrid, al marcar 157 de incidencia. En cuanto a la concentración, los datos del Sistema de Alerta Temprana del Ministerio hablan de una caída de 0,61, si bien la medición se hizo en día de lluvia.

Por último, en Madrid capital la media es de 169, con un único distrito por debajo del nivel de epidemia, que no es otro que Tetuán. En el otro lado, cinco distritos superan los doscientos casos por cien mil habitantes: Fuencarral, Chamartín, Moratalaz, Hortaleza y Chamberí.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas