x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

07
Ene
2022
Zonas básicas de Torrejón, Coslada, Arganda y San Fernando superan los tres mil de incidencia PDF Imprimir E-mail
Zona Este - Noticias Zona Este
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CAMValdilecha, con casi 4.500, municipio con la tasa más alta de toda la Comunidad

Sorpresa en el informe de evolución de la epidemia en la Comunidad de Madrid que publicaba el Gobierno regional este martes. Y no es la evolución de contagios ni la incidencia, que sigue al alza; ni un cambio de tendencia en el proceso de colonización de Omicron, que casi ha alcanzado el 94% de los contagios registrados. La sorpresa llega al ver los datos por edades, pues se produce una caída muy brusca en la incidencia en jóvenes entre 20 y 40 años, la cohorte más atacada por la nueva cepa, y los únicos que han pasado más de cuatro meses desde que se pusieron la segunda dosis sin ponerse una tercera.

Los datos son contundentes, y muy difícilmente explicables, al menos, con los parámetros tradicionales: mientras en mayores de ochenta años se triplica la incidencia, y en niños se duplica; los jóvenes ven una caída de los datos leve, pero importante en el contexto de subida de casos que está viviendo la región. Habrá que esperar a ver si se consolidan los datos, pero un resultado así pone en duda prácticamente todo lo que se conocía sobre la transmisión de Omicron, y podría explicar el cambio de perspectiva adoptado por Estados Unidos, Reino Unido o Israel a la hora de hacer frente a la crisis.

Es, sin duda, el dato más relevante, pero no el único que deja el informe de esta semana. Así el nivel de contagios ha subido tanto en la Comunidad que la barrera del confinamiento habría que subirla hasta tres mil positivos por cien mil habitantes para que siguiese siendo representativa. A pesar de lo alto de los datos, varias zonas básicas de Torrejón, Coslada, Arganda y San Fernando; y una de Rivas y SanSe estarían por encima de esos datos, lo que indica un giro en la distribución de la nueva variante, que ha dejado la zona oeste y la capital para centrarse en la Zona Este. Tanto es así que el municipio de Madrid con peores datos está en la comarca, y no es otro que Valdilecha, con casi 4.500 positivos por cada cien mil habitantes.

Lo que también sigue empeorando es el porcentaje de contagiados e ingresados que están vacunados. Así, esta semana el porcentaje de vacunados contagiados sube hasta el 73,6% frente al 72,3% del anterior informe; mientras que el porcentaje de vacunados ingresados se sitúa en el 63% frente al 62,7% de la semana anterior.

La conquista del territorio por parte de Omicron continúa, y está a punto de completarse, pues la nueva cepa ya supone el 93,8% de los contagios, dejando a la cepa india en un 4,9% y al resto de cepas en el 1,3%, un 40% más que el 0,8% de la semana anterior. Y es que si Omicron consigue deshacerse definitivamente de la cepa india el verdadero peligro estará en las cepas desconocidas, a priori más peligrosas que la cepa sudafricana, y que pueden extenderse con rapidez con la ayuda de Omicron.

Probablemente por las fiestas navideñas, esta semana se han realizado muchas menos pruebas tanto de secuenciación como de cribado, pero los datos siguen siendo contundentes. Así, Madrid ha realizado 1.103 pruebas aleatorias, de las que 61 correspondían a contagios por la cepa india, ocho a cepas desconocidas y el resto a Omicron. En los datos de secuenciación se han realizado 182 pruebas, 92 de ellas correspondientes a cepa india, una de otras cepas, y 89 de Omicron.

En los datos por Comunidades la situación también comienza a normalizarse en todo el país, donde la media, según el Gobierno, está por debajo de 2.500. Navarra sigue subiendo al rozar los 6.000 casos por cien mil habitantes, mientras que País Vasco supera los 4.500. En el otro lado Melilla es la única región por debajo de 1.500, pues Andalucía los ha superado en el último día. En el caso de Madrid los 2.666 de incidencia sitúan a la región como la octava con peores datos.

Si la incidencia comienza a controlarse, no ocurre lo mismo con la ocupación, que esta semana sí, ofrece datos inquietantes en Madrid. Así la ocupación en planta se sitúa en el 15,12%, la segunda más alta de España sólo por detrás de País Vasco; mientras que la ocupación de UCIs escala hasta el 24,36%, aún a años luz del 40% de Cataluña, pero con una subida importante en la última semana. La positividad también sigue al alza, y ya es una de cada tres pruebas la que resulta positiva en la región.

Pero las buenas noticias continúan, y la letalidad sigue bajando de forma muy contundente en Madrid. Y es que, en poco más de un mes, ha caído desde el 1,8% en el total de la epidemia, hasta un 1,4%, muy cerca de la media española, y a años luz de los datos de Castilla la Mancha o Asturias. En la última semana se han producido en Madrid cuatro fallecidos según los datos del Ministerio.

En cuanto a contagios importados, en la última semana España ha recibido 241, de los que 51 se han detectado en Madrid. La inmensa mayoría de ellos procedían de Reino Unido y Francia, con Italia en tercera posición del ranking.

Hablando ya de los municipios, esta semana son 43 las localidades que superan los tres mil de incidencia, y 42 las zonas básicas. De ellos, los municipios de Valdilecha (4.493), Velilla (3.804), Carabaña (3.748), Arganda (3.673), San Fernando (3.351), Pozuelo del Rey (3.327), Orusco (3.320), Estremera (3.148), Coslada (3.135), Mejorada (3.092), Torrelaguna (3.090), Villar del Olmo (3.078), Ciempozuelos (3.063) y Valdeolmos (3.048); y las zonas básicas de La Plata (3.003), Brújula (3.113), Fresnos (3.148) y Juncal (3.231) en Torrejón; Ciudad San Pablo (3.128), Valleaguado (3.394) y Barrio del Puerto (3.526) en Coslada; Alperchines (3.471) y Ondarreta (3.238) en San Fernando; Camino del Molino (3.652) y Felicidad (3.686) en Arganda; Rosa Luxemburgo (3.084) en SanSe; La Paz (3.419) en Rivas; Ciempozuelos (3.028) y Mejorada (3.263), están en la Zona Este.

Ante semejante panorama, es Arganda la ciudad de la Zona Este con peores datos. En concreto la localidad presenta 3.673 casos por cada cien mil habitantes, con sus dos zonas básicas por encima de tres mil. El caso de Rivas no es tan preocupante, pero dista mucho de la normalidad, pues la aldea gala comenzaba la semana en 2.753 de incidencia. La clave para entender la situación de Rivas está en La Paz, pues es la única zona básica por encima de tres mil, ya que las demás se mueven en el entorno de 2.500 (Santa Mónica por encima; y 1 de Mayo y Valderribas por debajo). Aranjuez, por su parte, 2.454, al registrarse un aumento significativo de contagios en Las Olivas, que supera los 2.800.

En el Corredor una localidad tiene sus dos zonas básicas en zona de peligro, y eso lleva la media por encima de los tres mil. San Fernando es, con 3.351 de incidencia, la segunda peor ciudad de la Zona Este, lo que además arrastra hacia arriba a tres zonas básicas de Coslada. En concreto, en la localidad cosladeña sólo Doctor Tamames y Jaime Vera están por debajo de tres mil, y las dos se quedan muy cerca de la barrera. Así las cosas, Coslada comenzaba la primera semana del año con una media de 3.135 casos por cien mil habitantes. No son tan altos los datos en SanSe, donde sólo una zona básica Rosa Luxemburgo, supera los tres mil, y además, lo hace por la mínima, lo que lleva la media de la localidad a 2.733.

Si la situación en las ciudades medianas está empeorando de forma clara, no pasa lo mismo en Alcalá, que, con una media de 1.901, es la ciudad de la Zona Este y la ciudad de Madrid de más de cien mil habitantes con mejores datos en este informe. En concreto, la ciudad complutense tiene todas sus zonas básicas por debajo de dos mil, menos La Garena, María de Guzman, Manuel Merino y Luis Vives.

Los datos de Alcalá contrastan mucho con los de Torrejón, donde el reparto de test de antígenos ya se deja notar en los datos de incidencia. Así, la ciudad torrejonera es la segunda ciudad de Madrid con peores datos esta semana, sólo superada por una Móstoles que también repartió test de antígenos entre sus vecinos. La incidencia de Torrejón se duplica prácticamente al pasar de 1.,600 a 2.946, y lleva cuatro de sus seis zonas básicas por encima del umbral de confinamiento. Así esta semana tan sólo se salvarían Veredillas, con 2.216 casos por cien mil habitantes; y Fronteras, con 2.772. La prueba de que este incremento de contagios tiene mucho que ver con el reparto de test llega de los datos de la depuradora, pues el sistema VIGIA desvela que Torrejón tiene una concentración de virus del 8, bastante parecida al 7,34 de Alcalá, y mucho menor a los nueve altos de todos los municipios de alrededor. Además, VIGIA informa de un descenso fuerte en los datos de la localidad registrados desde la última medición (de la que, por cierto, no hay datos detallados).

En la capital, la media se sitúa en 2.365 de incidencia, con todos los distritos por encima de dos mil, y ninguno llegando a los tres mil. Los peores son Centro, Barajas, Moncloa, Chamberí y Puente, que superan los 2.500; mientras que los mejores datos están en Carabanchel, Usera y Fuencarral, por debajo de 2.100.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas