x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

15
Dic
2021
Dos zonas básicas de SanSe superan los trescientos de incidencia PDF Imprimir E-mail
Zona Este - Noticias Zona Este
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CAMYa hay 154 casos en estudio sospechosos de pertenecer a Omicron

De momento (habrá que ver que dicen los datos de concentración de VIGIA), todo apunta a que el puente no ha provocado un cambio de tendencia demasiado acusada en la evolución de la epidemia en Madrid. Así, la situación global sigue empeorando de forma clara, pero homogénea, con tan sólo dos zonas que podrían ser foco de conflicto: Las Tablas, en Chamartín; y Perales de Tajuña, únicas zonas básicas por encima de 500 de incidencia. El resto continúan su lento ascenso, lo que provoca que esta semana la barrera del confinamiento tendría que situarse en trescientos casos por cien mil habitantes, una cifra que superan 52 municipios y 49 zonas básicas. Sin embargo, este empeoramiento global aún no ha llegado a la Zona Este, pues Alcalá, después de pasar varios meses con datos altos, no sitúa ninguna zona básica por encima del nivel de confinamiento. Eso sí, si hace una semana una zona básica de SanSe presentaba datos muy altos, en este informe eran dos, y, sorprendentemente, distintas a la de la semana anterior.

Como todo parecía indicar, la responsable de esta sexta ola tiene un nombre, y no es otro que Omicron, la nueva cepa sudafricana que se está extendiendo con enorme velocidad. Y como muestra un botón: la Comunidad reconocía, hace una semana cuatro casos, este lunes la cifra subía a seis y cuarenta sospechosos; y este martes, tan sólo 24 horas después, el número de sospechosos ya era de 154, y los confirmados ascendían a diez. Sin embargo, esta rapidísima propagación de Omicron es una buena noticia, pues la cepa es prácticamente inofensiva (en toda la Unión Europea tan sólo una persona ha entrado en el Hospital, y lo ha hecho en estado leve, después de encontrarse casi trescientos casos) y no a riesgo de colapso en los Hospitales. Es más, si Omicron es capaz de convertirse en cepa dominante derrotando a la cepa india y sus subvariantes, podríamos estar al final de la crisis sanitaria.

Con estos condicionantes, la subida de incidencia no es que no sea una mala noticia, sino que, directamente, es la mejor posible, siempre y cuando se deba a una cepa tan leve como Omicron.

En la estratificación por edades, siguen las buenas noticias, pues el comportamiento de la tercera dosis está siendo exactamente igual al de las dosis anteriores: tras una subida importante del número de contagios en las primeras semanas, la incidencia cae de forma brusca para estabilizarse después. Y eso es lo que muestran los datos: en el escenario de subida de la incidencia en que está inmersa la Comunidad, los mayores de setenta años bajan su incidencia en la última semana. En el otro lado, es la franja entre 15 y 30 años, la que más sube su incidencia, curiosamente la edad que, según los datos del ECDC, es más proclive a contagiarse de Omicron.

El informe de esta semana llegaba con sorpresa pues, por primera vez, la Comunidad diferencia los datos de vacunación de la quinta y la sexta ola, y son muy significativos: desde el 18 de octubre y hasta el pasado domingo, el 77% de los nuevos contagios y el 68% de los nuevos ingresados estaban vacunados.

La circulación de variantes ya empieza a mostrar la fortaleza de Omicron, pues pasa, en siete días, de representar un 0,3% a un 2.2%, porcentaje que le roba a una cepa india por debajo del 96% de prevalencia. Así, los datos de cribado han encontrado 413 contagios en la última semana, todos correspondientes a Delta y sus subvariantes menos diez que corresponden a Omicron y ocho de otras cepas. En los datos de secuenciación se han analizado 145 muestras, de las que cuatro corresponden a la cepa británica, otra a la sudafricana, y el resto, a la cepa india y sus subvariantes.

En cuanto a los datos por Comunidades, la situación es bastante más marcada que en Madrid en otras zonas, pues Navarra ya supera los 1.200 casos por cien mil habitantes; y País Vasco roza los mil. En el otro lado, Andalucía y Castilla La Mancha son las únicas Comunidades por debajo de doscientos, mientras que Madrid se sitúa cuarta con una incidencia de 273. La media de España, según el Gobierno, es de 412 casos por cien mil habitantes.

Sin embargo, el resto de indicadores van en otra dirección totalmente distinta, pues la ocupación de camas es de un 4,28% en planta y de un 13,40% en UCI en Madrid, En datos globales, ninguna Comunidad alcanza el 10% de ocupación en planta, ni el 25% en UCI, cifras muy lejanas a las de las anteriores olas. La positividad sigue subiendo, y ya está en 8,31% en Madrid, la tercera más baja del país; y la letalidad también cae, marcando un 1,7% tras registrarse diez fallecidos en la última semana.

Por último, los contagios importados ascienden a 243 en España en los últimos siete días, 28 de ellos encontrados en Madrid. Reino Unido vuelve a colocarse a la cabeza de los contagios, con Alemana y Francia por detrás.

Hablando ya de los datos por municipios, las localidades de Perales de Tajuña (936), Cobeña (921), Villamanrique de Tajo (707), Santorcaz (667), Piñúecar (558), Tielmes (548), Valdemanco (519), Ajalvir (423), Torres (408), Morata (407), Mejorada (406), Valdeolmos (378), Patones (371), Nuevo Baztán (371), Paracuellos (370), Campo Real (342), Daganzo (319), Orusco de Tajuña (308) y Algete (306); y las zonas básicas de V Centenario (319) y Rosa Luxemburgo (337) en SanSe, Torres de la Alameda (301), Daganzo (308), Paracuellos (370), Morata (407), Algete (469) y Perales de Tajuña (560), superan los trescientos de incidencia.

Al igual que ocurría la semana pasada, SanSe es la ciudad de la Zona Este con peores datos, pero su situación tiene muy poco que ver con la registrada hace siete días. Así, el informe de la semana que terminó el 5 de diciembre mostraba una zona básica, Dehesa Vieja, por encima de 250, y las demás con cifras muy bajas. Pero siete días después la situación se ha transformado por completo, con V Centenario y Rosa Luxemburgo por encima de trescientos; y Dehesa Vieja marcando 271. El dato de Reyes Católicos, por debajo de 250, hace que la media en la localidad sea de 291, al borde de la zona de peligro, pero sin entrar en ella. Si SanSe muestra datos altos, los de Coslada y San Fernando son, dentro de lo que cabe, bastante bajos. Así, las zonas básicas de Ondarreta, Ciudad San Pablo y Jaime Vera están por debajo de doscientos; mientras que Doctor Tamames supera por la mínima el nivel de epidemia. Alperchines, Valleaguado y Barrio del Puerto superan por poco los doscientos, lo que hace que Coslada marque una media de 187 frente a los 181 de San Fernando.,

En el Sureste sólo la zona básica de Uno de Mayo está por debajo de doscientos, aunque se queda cerca, lo que provoca que las medias en Arganda y Rivas sean bastante altas. Así, la aldea gala comenzaba la semana con 235 de incidencia, mientras que Arganda lo hacía con 257. Aranjuez sigue subiendo sus datos, pero a un ritmo bastante menor que el resto de ciudades, por lo que, con 157 casos por cien mil habitantes sigue siendo la ciudad de la zona este con menor incidencia.

Esta semana los alcalaínos pueden respirar tranquilos, pues sólo una zona básica, Virgen del Val, supera los 250, y lo hace por muy poco. Nuestra Señora del Pilar, Puerta de Madrid, Reyes Magos, María de Guzmán, Miguel de Cervantes y Carmen Calzado no llegan a doscientos, mientras que el resto supera esa cifra. La media en Alcalá es de 186 casos por cien mil habitantes, la incidencia más baja de las registradas en las ciudades de Madrid.

Si los datos de Alcalá son positivos, los de Torrejón comienzan a mostrar una extraña dicotomía que ya se vivió en la ciudad complutense: el sur presenta registros sensiblemente peores a los barrios del norte, actuando las vías del tren como elemento de división clarísima. Así Fresnos (224), La Plata (201) y Brújula (238) superan los doscientos; mientras que Fronteras (173), Juncal (195) y Veredillas (139) no llegan a esa cifra. Con estos datos, Torrejón marca una incidencia media de 194, la cuarta más baja entre las ciudades de Madrid.

En la capital, subida importante de los datos, que llevan la media hasta los 233 casos por cien mil habitantes. Los responsables son los distritos de Chamartín y Chamberí, que superan los trescientos puntos de incidencia. En el otro lado, Villaverde y Usera comenzaban la semana por debajo de 150.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas