x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

12
Ene
2022
Tres zonas básicas de Torrejón y Coslada, y todo San Fernando y Arganda superan los tres mil de incidencia PDF Imprimir E-mail
Zona Este - Noticias Zona Este
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CAMComienzan a caer los contagios en la Sierra y la capital mientras se disparan en Las Vegas

Exactamente igual que ocurrió en olas anteriores, tras una primera subida más o menos homogénea, el virus incidía más en algunas zonas que en otras. La diferencia con anteriores ocasiones hay que encontrarla en cómo se ha producido la distribución de Omicron por la Comunidad de Madrid. Así, si casi siempre el foco de contagio había sido Torrejón y el Corredor, avanzando después al Sureste y por último, a la capital y la Sierra. Esta vez la situación ha sido justo la contraria: tras partir del Corredor, con epicentro en Alcalá y difundirse a la Sierra y la capital, es ahora cuando el virus está incidiendo de forma clara en la Comarca de las Vegas.

Y en esta distribución más o menos natural destaca un dato que rompe la estadística esperada: Torrejón que, a pesar de ser uno de los focos de esta sexta ola (exactamente igual que ha ocurrido con las anteriores), sigue con datos muy altos, hasta el punto de que el municipio roza los tres mil de incidencia que seguiría siendo la barrera del confinamiento esta semana. La explicación hay que encontrarla en la decisión del Gobierno municipal de repartir test de antígenos entre sus vecinos, lo que ha disparado la curva al detectarse infinidad de positivos asintomáticos que, de otra forma, no hubieran subido a la estadística.

Pero al margen de la anomalía que supone Torrejón, el resto de la Zona Este sí sigue el comportamiento esperado, con datos muy altos en San Fernando, Coslada y Arganda, además de en buena parte de los municipios de Las Vegas. Eso sí, si SanSe hasta ahora se había librado de los efectos de esta sexta ola, esta semana cae de lleno, con dos zonas básicas por encima de la barrera del confinamiento.

Antes de analizar los municipios, toca ver cómo está la situación global, y la imagen es contundente: en la última semana cae la incidencia de forma brusca en todos los grupos de edad, a excepción de los mayores de 65 años, donde la caída es mucho menos pronunciada. En daos concretos, tan sólo los bebés de menos de dos años y los mayores de 80 aumentan su incidencia en la última semana, una incidencia que ya había crecido de forma muy importante la semana anterior.

Y es que parece que, si en un primer momento Omicron afecta a personas entre veinte y 40 años, especialmente mujeres, con el paso de las semanas sus efectos se dejan ver más en los más mayores y en los más pequeños, independientemente de si están o no vacunados. Precisamente hablando de vacunas el informe deja un dato muy preocupante: en la última semana el porcentaje de personas vacunadas que han acabado en el Hospital pasa del 63% al 67,9%, es decir, cinco puntos de aumento en siete días. Sin embargo, el porcentaje de vacunados infectados se reduce levemente al pasar del 73,6% al 73,4%.

Esa caída en la incidencia tiene un efecto automático en la velocidad de propagación de Omicron, que se frena de forma brusca esta semana. Así, la nueva cepa sudafricana supone el 97% de los contagios, perteneciendo el otro 3% a la cepa india, y no registrándose ningún caso de cepas desconocidas, lo cual es una buenísima noticia. En datos concretos, se han detectado 1.226 casos por cribado en los cuatro Hospitales de referencia, de los que cuarenta corresponden a la cepa india, ocho a otras cepas, y el resto a Omicron. En los datos de secuenciación se han analizado 163 muestras, de las que 29 corresponden a cepa india, y el resto a Omicron.

Pero esta situación que se vive en la Comunidad es una “rara avis” en España, que se encuentra aún cabalgando a lomos de la sexta ola. Así el país registraba este martes 3.042 de incidencia, por la subida generalizada en todas las regiones menos Madrid. En concreto, Navarra supera los 7.000 puntos, mientras que País Vasco roza los 6.500. En el otro lado, Andalucía ya está por encima de 1.600, y Madrid, que recorta en cincuenta su incidencia en 24 horas, se sitúa como la segunda región de España con menos casos por cien mil habitantes al registrar 2.441.

Pero los datos no son tan positivos al analizar el resto de indicadores. Así, Madrid comenzaba la semana con el 18,45% de sus camas de planta y el 27,39% de las de UCI ocupadas; mientras que la positividad sigue subiendo y ya está en un 36,20%, cifra altísima pero a años luz del casi 60% que registra Navarra (es decir, seis de cada diez test que se hacen en la región da positivo). La letalidad en Madrid continúa bajando, y esta semana se sitúa en un 1,3% tras notificarse veinte fallecidos. En cuanto a casos importados, proceden mayoritariamente de Reino Unido, Italia y Francia. En la última semana se han detectado 199 en España, de los que treinta se registraban en Madrid.

Por municipios, 59 localidades y 72 zonas básicas superan los tres mil de incidencia, de los que los municipios de Valdaracete (5.123), Olmeda de las Fuentes (4.913), Valdilecha (4.795), Villamanrique de Tajo (4.526), Villar del Olmo (4.280), Carabaña (4.228), Torrelaguna (4.202), Velilla (4.038), Orusco (4.015), Fuentidueña (3.885), Arganda (3.772), Pozuelo del Rey (3.754), Ciempozuelos (3.684), Estremera (3.673), Morata (3.619), Perales (3.444), San Fernando (3.412), Colmenar de Oreja (3.360), Nuevo Baztán (3.346), Patones (3.339), Coslada (3.243), Mejorada (3.223), Loeches (3.203), Villarejo de Salvanés (3.201) y San Martín de la Vega (3.198); y las zonas básicas de Juncal (3.065), Fronteras (3.170) y Brújula (3.390) en Torrejón; Rosa Luxemburgo (3.034) y Reyes Católicos (3.197) en SanSe; Alperchines (3.293) y Ondarreta (3.522) en San Fernando; Ciudad San Pablo (3.400), Barrio del Puerto (3.462) y Valleaguado (3.682) en Coslada; Felicidad (3.631) y Camino del Molino (3.995) en Arganda; San Martín de la Vega (3.198); Villarejo de Salvanés (3.408); Mejorada del Campo (3.444); Perales de Tajuña (3.482); Campo Real (3.583); Morata de Tajuña (3.619); Ciempozuelos (3.626); y Torrelaguna (3.873) están en la Zona Este.

Por ciudades, los peores datos vuelven a estar en Arganda, con sus dos zonas básicas por encima de tres mil, y la media en la localidad en 3.772. Su vecina Rivas, sin embargo, presenta un panorama bien distinto: tan sólo La Paz se acerca a los 3.000; mientras que 1 de Mayo, Santa Mónica y Valderribas superan por poco los dos mil, lo que lleva la media de la localidad ripense a 2.379. Aranjuez también sube, aunque menos que los municipios de alrededor, quedándose en 2.600 de incidencia, y con Las Olivas en casi tres mil.

En el Corredor la cruz es San Fernando, con una incidencia media de 3.412 y sus dos zonas básicas por encima de tres mil. Pero Coslada no le va a la zaga, pues tres de sus zonas básicas también superan la barrera del confinamiento, lo que lleva la media hasta los 2.343. Así, tan sólo Doctor Tamames y Jaime Vera se librarían del confinamiento, y las dos por la mínima, pues rozan también los tres mil de incidencia. En SanSe, que hasta ahora se había librado, más o menos, de la sexta ola, todo el casco está por encima de 2.500, con dos zonas básicas por encima de tres mil. Tan sólo Dehesa Vieja se libra de la quema, al presentar una incidencia que no alcanza los dos mil casos por cien mil habitantes. La media de la localidad esta semana se sitúan en 2.633.

Y si los datos del Corredor y el Sureste son muy altos, un lugar destaca por todo lo contrario: una semana más Alcalá se convierte por derecho propio en la ciudad de Madrid con menos incidencia, siendo, además, la única en no alcanzar los dos mil casos de media, pues se quedan en 1.934. Y es que en la situación actual, los datos de Alcalá son envidiables: tan sólo dos zonas básicas, Garena y Puerta de Madrid, rozan los 2.500; mientras que una, Manuel Merino, los supera por poco. En el otro lado, Reyes Magos y Virgen del Val no llegan a 1.600, mientras que Miguel de Cervantes se queda por debajo de 1.500.

Si los datos de Alcalá son envidiables, no ocurre lo mismo con los de Torrejón, donde el reparto de test a los vecinos pasa factura: tres zonas básicas están por encima de tres mil de incidencia, un dato que roza la media de la localidad, al quedarse en 2.967, el tercer peor dato de las ciudades de la región, sólo por detrás de Móstoles, que también entregó test de antígenos; y una Fuenlabrada con una evolución preocupante, al haber subido trescientos puntos su incidencia en una semana. Volviendo a Torrejón, las tres zonas básicas que no superan los tres mil están por encima de dos mil de incidencia. En concreto, La Plata registra 2.688; Veredillas, 2.330; y Fresnos, 2.762.

En la capital, también moderación en los datos, con una incidencia media de 2.235, y sólo un distrito, Puente de Vallecas, por encima de tres mil. En el otro lado, seis distritos no alcanzan los dos mil casos por cien mil habitantes: Fuencarral, Chamartín, Tetuán, Salamanca, Hortaleza y Chamberí.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas